globobase© Blog Una guía para principiantes sobre el mantenimiento de piscinas
27 Jan 2023

Una guía para principiantes sobre el mantenimiento de piscinas

Foto de William LeMond en pexels

Tu piscina necesita un mantenimiento regular. Es por eso que vale la pena desarrollar una sólida comprensión básica de los elementos esenciales del mantenimiento de la piscina. Cuando sepa cómo funciona su piscina, las mejores maneras de cuidarla y cómo planificarla, estará listo para resolver casi cualquier problema potencial que surja en su camino.


Un buen mantenimiento de piscinas comienza con conocerla

Antes de que pueda disfrutar o cuidar adecuadamente su piscina, es posible que deba repasar todas las partes de su piscina. No es necesario que tomes un curso anexo o que te doctores en natación en Harvard. Pero conocer las partes básicas de su piscina y sus funciones lo ayuda a mantener todo funcionando sin problemas y facilita la resolución de problemas cuando ocurren.


Los componentes básicos de una piscina

Como la mayoría de las mejoras importantes en el hogar, puedes aportar lo que desees a este espacio. Por ejemplo, puedes agregar calefacción, iluminación. Instalar cubiertas para piscinas de alta tecnología. E, incluso, puedes instalar reproductores de música para que así puedas disfrutar mientras nadas tranquilamente. Sea cual sea tu estilo de piscina, ya sea una piscina básica como el mayor oasis de tu barrio, todas las piscinas necesitan cuidados básicos en:


  • En primer lugar en el agua de la piscina
  • La pared interior o liner de la piscina
  • El sistema de filtrado de la piscina.
  • El sistema de skimmers y retornos de la piscina


1. Agua de piscina

Puede parecer una obviedad, pero el agua de su piscina es clave para una felicidad duradera en la piscina. Mantenerlo limpio, claro y equilibrado lo protege a usted y a tu familia de contaminantes. También ayuda a evitar costosas reparaciones debido a la corrosión o la acumulación de minerales, y ayuda a que toda tu piscina dure más.


2. Interior de la piscina

Las paredes del liner de tu piscina están en contacto constante con el agua de la piscina y todo lo que entra en ella. Mantener estas superficies en buen estado y libres de algas, moho y desechos ayudará a mantener su piscina limpia y segura.


3. Sistema de filtro de piscina

El corazón de bombeo de su piscina es también su hígado. Bien, eso suena un poco raro. Pero piénsalo: la bomba de tu piscina extrae agua y la mantiene circulando, como lo hace su corazón con tu sangre. El filtro de tu piscina elimina la suciedad y otros contaminantes del agua al igual que tu hígado filtra las papas fritas con queso de la noche anterior de tu sangre. Ambos te protegen a ti y a tu piscina de cualquier daño. Sin un sistema de filtración que funcione, tu piscina pronto será un desastre turbio, contaminado y en el que no se puede nadar.

Dependiendo de su configuración, puede tener un filtro de cartucho, un filtro de arena, un filtro de tierra de diatomeas. O, si tienes un sistema de agua salada, un clorador de agua salada .


4. Skimmers de piscina 

Si el filtro de tu piscina es el hígado, entonces tus skimmers son sus venas y arterias. Tus skimmers, extraen agua hacia el filtro para limpiarla, mientras que los retornos empujan el agua limpia hacia tu piscina. Y al igual que sus venas y arterias, funcionan mejor cuando están limpias y libres de obstrucciones.

No hay dos piscinas iguales, y sin duda encontrarás desafíos de mantenimiento de piscinas específicos para tu piscina a medida que pasa el tiempo. Pero si tienes un conocimiento firme de estos cuatro componentes de la piscina, estarás bien equipado para enfrentar la mayoría de los desafíos de mantenimiento.


Las tres claves del mantenimiento adecuado de la piscina

La base del cuidado eficaz de la piscina se basa en tres conceptos simples pero importantes: circulación, limpieza y química .


1. Buena Circulación de Agua

Incluso si nunca pusiste un pie en una reunión de scouts cuando eras niño, probablemente sepas que el agua estancada es repugnante al máximo. En tu piscina, como al aire libre, el agua en movimiento es más limpia, clara y segura. La circulación adecuada de la piscina es clave para una natación saludable y segura.

Una piscina con buena circulación rara vez tiene problemas como agua turbia o infestación de algas en la piscina. Mantenga su sistema de bomba y filtro funcionando diariamente para maximizar la circulación. ¿Cuánto tiempo debe hacer funcionar la bomba de su piscina? Idealmente, las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Pero como eso no es factible para el presupuesto, recomendamos hacer funcionar su filtro al menos de 10 a 12 horas al día. Eso le dará la vuelta al agua unas cuantas veces y ayudará a mantener su piscina segura y limpia.

El otro componente clave para una buena circulación de la piscina es lavar a contracorriente el filtro con frecuencia. Olvídese de las nociones de "flotadores" en su bebida. En este caso, el retrolavado se refiere a invertir el flujo de agua a través de su filtro y desviar el agua sucia y los contaminantes acumulados al puerto de desechos, sacándolos de su piscina. Si no estás seguro de cómo limpiar un filtro de piscina, es imperativo que aprenda y lo convierta en parte de su rutina habitual de cuidado de la piscina.

El método que utilices para limpiar y retrolavar su filtro depende del tipo de filtro que tenga, pero los conceptos subyacentes son básicamente los mismos.


2. Un horario de limpieza de piscinas

Si tiene la circulación adecuada, ya ha hecho que la limpieza de su piscina sea mucho más fácil. Pero aún necesitarás aplicar un poco de esfuerzo a la antigua. Las herramientas básicas que necesitarás son:


  • skimmer de red
  • cepillo para piscina
  • aspiradora de piscina


Tanto la Madre Naturaleza como las personas que usan su piscina traen todo tipo de cosas salvajes y extravagantes a su piscina, desde hojas, moho y el extraño pato o rana hasta residuos de champús, perfumes y productos para el cabello. Agregue los riesgos de contaminación bacteriana y la limpieza de su piscina se convierte en una parte absolutamente esencial para nadar de manera segura.

Desnatar, cepillar y aspirar su piscina semanalmente, como mínimo. Esto mantendrá los escombros fuera del agua y las paredes quedarán relucientes. La pasta de bicarbonato de sodio funciona particularmente bien como un limpiador básico para fregar que no dañará las baldosas delicadas o un revestimiento de vinilo cuando se cepille.

Un limpiador automático de piscinas puede reducir significativamente el tiempo de limpieza de su piscina. No eliminará la necesidad de cepillar regularmente, pero hará que ambas tareas sean más fáciles, lo que le permitirá pasar tiempo disfrutando de su piscina en lugar de limpiarla.

También puede facilitar su vida de limpieza con algunas adiciones poco ortodoxas a su piscina. Mete algunas pelotas de tenis en la canasta del skimmer, o incluso directamente en la piscina, y absorberán los aceites de la superficie que dejan las lociones bronceadoras, los cosméticos, etc. También puedes envolver las canastas del skimmer con pantimedias para crear un filtro ultrafino eso atrapará más contaminantes que un skimmer solo.

Simplemente reemplace las pelotas de tenis y las pantimedias cuando comiencen a mostrar signos de desgaste.


3. Equilibrar la química del agua

La química de la piscina puede parecer intimidante y complicada, pero no tienes que preocuparte. Si bien es una parte esencial del mantenimiento efectivo de la piscina y el cuidado del agua, la química básica de la piscina es sorprendentemente sencilla.

La herramienta más importante en su bolsa de trucos para el cuidado del agua es su kit de análisis de agua. Antes de usar los productos químicos, haga algunas pruebas en el agua de la piscina. Comprender lo que hay en el agua y lo que no es el primer paso para equilibrarla.

Las tres partes más importantes de la química del agua de la piscina son:


  • Niveles de pH: La medida de cuán ácida o básica es el agua de su piscina. Los niveles bajos de pH son ácidos, mientras que los niveles altos son básicos. El rango ideal para su piscina es de 7,4 a 7,6 .
  • Alcalinidad: funciona como un amortiguador de pH y ayuda a evitar grandes picos de basicidad o acidez. El rango ideal es de 100 a 150 partes por millón (ppm) . Y puede usar bicarbonato de sodio para aumentar el nivel de alcalinidad de su piscina .
  • Niveles de desinfectante: la cantidad de cloro, bromo, etc. en el agua de su piscina. Los niveles adecuados varían según el tipo de desinfectante que elija.


Una vez que conozcas sus niveles de pH, alcalinidad y desinfectante, puedes comenzar a agregar productos químicos para modificar el equilibrio del agua. Tómate tu tiempo, sigue todas las instrucciones y asegúrate de saber qué hace cada químico y cómo afectará al agua y a las personas que nadan en ella antes de agregarlo.



¿Te resultó útil? Compártelo:
Ayuda

Radar de profesionales

Con el radar de profesionales buscaras los profesionales cerca de ti en el rango que establezcas de forma rapida.